Efecto de una devaluación en créditos hipotecarios – UVA